Entrada destacada

Nadie sabe lo que quiere

 Publicado el 18.05.15 en Diario El Pilin  Las mujeres no saben lo que quieren, dicen sí cuando quieren decir no , dicen tal vez c...

2 feb. 2016

Que no te dejen dormir

 Publicado el 30.04.15 en Tantras Urbanos

Esta noche es para amar, dice aquella canción, con intención de ser romántica. Y yo me pregunto, ¿qué noche no es para amar? Hoy es noche de sexo, repite aquel reggaetón. Y me da lástima pensar que el protagonista de ese tema tiene tan poca vida sexual que la oportunidad de un encuentro sexual le pone a cantar. Sexo, sudor y calor, entona otra. No sé me ocurre a qué otra cosa pueden oler las noches.

En fin… las noches se pueden pasar de distintas maneras: se puede dormir, intentar dormir, dejar dormir, intentar despertar, no dejar dormir o que no te dejen dormir.
¿Alguna vez llegaste tarde al trabajo, con el cabello mojado y cara de no haber dormido pero con los ojos brillantes, la piel sonrosada y un ánimo de esos en los que es posible conquistar el mundo?
Sí, sabes de lo que te hablo.

¿Alguna vez sonreíste una y otra vez al mirar el teléfono vibrar, perdonaste alguna ofensa menor del día laboral porque estabas concentrada en algo más importante y contaste los minutos que parecían horas hasta el momento de volver a hacerlo?
Sí, justamente de eso te hablo.

¿Alguna vez intentaste cubrir tu humedad con perfumes y tu falta de sueño con maquillaje y te armaste una elegancia que escondía debajo portaligas, calzones de encaje y una tanga mínima?
tú también tienes noches más interesantes que los días
Creo que ya lo has comprendido.

Y si lo entendiste es porque tú también tienes noches más interesantes que los días, a alguien o álguienes que te dan qué desear, un rinconcito simbólico agradable en el mundo que bien puede ser una cama, como es mi caso, o un sofá, una bañera, o hasta un suelo bien compartido.

“Que no te dejan dormir” se dice por estos pagos, que es otra forma de decir que te pasas la noche de polvo en polvo, en vez de dormir, que es para lo que se supone que está hecha (según l@s malcogid@s). Es una especie de cumplido y también una acusación, que puede venir desde la demanda de mayor atención al trabajo, a la familia o a alguna actividad de tiempo libre. Pero para mí también podría ser un deseo, porque es algo que quisiera tanto para mí, como para todas las otras personas que no son yo. Es mi equivalente a la paz mundial para otros: la paz de cama global.
Espero, entonces, que sepas exactamente de qué te hablo y que a ti tampoco te dejen dormir.
Cualquier relación funciona cuando no te dejan dormir, pero te dejan soñar.