Entrada destacada

Nadie sabe lo que quiere

 Publicado el 18.05.15 en Diario El Pilin  Las mujeres no saben lo que quieren, dicen sí cuando quieren decir no , dicen tal vez c...

27 ene. 2016

No te importa


Publicado el 17.9.15 en Tantras Urbanos

Pasamos un gran porcentaje de nuestras vidas dando explicaciones a personas a las que no les interesa escucharlas y no dedicamos suficiente tiempo explicándonos o intentando comprender a quienes realmente importan. ¿Me explico?
Muchos buscan en el otro una excusa para sentirse mejor con ellos mismos, solicitando explicaciones innecesarias, rebuscando en los rincones de la cajonera de nuestra intimidad. Y cuando respondes, tanto si la respuesta es la que esperan como si no lo es, generalmente tienen algún comentario cortante-punzante con el que cerrar el intercambio. Como tuiteó Mia una vez, no puedes bajar tu luz porque los otros no brillan.
Es importante que seamos respetuosos, pero no es necesario intentar mantener una relación de respeto con quien es irrespetuoso con un@. No es una cuestión de edad, de cargo, de nivel económico ni de género, es más bien cultural y una cuestión de modales.
Hemos aprendido a responder a todo cuestionario, sin importar de quien venga ni en qué estadística termine y a sentirnos culpables por nuestras elecciones de vida. Pero también hay que aprender a responder NO TE IMPORTA.

No te importa cuánto me salió, sino que trabajé por ello y lo conseguí.

No te importa mi vida sexual, sino que no tienes una o la que tienes no te satisface.

No te importa cuan grande es su pene, si a mí su compañía me hace feliz.

No te importa cuanto tiempo llevamos juntos, si no cuánto compartimos y cómo conectamos.

No te importa la ropa que llevo, te importa el impacto que genero cuando no la llevo.

No te importan mi estatura ni peso, te importa si te hago sombra o si te caigo pesad@.

No te importa si viajo en auto o en transporte público, sino que llego.

No te importa con cuantas personas me acosté, sino si hoy quiero acostarme contigo.

No te importa si alquilo o soy dueñ@, sino que vivo donde y cómo quiero.

No te importa de donde vengo, sino hasta donde puedo llegar.

No te importa qué hago con mi tiempo, mientras no malgaste el tuyo.

No te importa mi orientación sexual, mientras estés seguro de la tuya, yo lo estoy de la mía.

No te importa a qué hora me acuesto ni a qué hora me levanto, mientras llegue a la hora pautada.

No te importa si llego a fin de mes, mientras no te pida dinero.

No te importa si me acuesto con mi ex, mientras no sea tu actual.

No te importa si no cojo, mientras no sea una malcogida.

No te importa si estoy sola, si no quieres acompañarme.

En realidad, lo que te importa no son mis respuestas, sino tus propias preguntas.

Si te importo, nada más importará. Si no te importo, todo lo demás será más importante que yo.

¿Cuántas veces preguntamos a los demás aquellas cosas que no nos atrevemos a preguntarnos a nosotros mismos?
¿Te importa?
NO.
Lo importante no es la cama, sino la capacidad de soñar y las ganas de coger.